Según nuestra experiencia, aquella sería una de las "mañas" del estampado. A veces, cuándo uno términa de estampar una tela y retira la cubierta transparente de contra estampado, hay puntos que no quedan bien selladas. Entonces, luego con el uso y los lavados se comienza a salir. Cuándo se ofrecía el servicio de estampado en nuestra empresa, para evitar eso lo que se hace es.


  1. Estampar la polera normalmente.
  2. Levantar la plancha.
  3. Sacar el film de contra estampado.
  4. Colocar encima una hoja de teflón suelta o de papel siliconado.
  5. Volver a colocar la polera en la plancha.
  6. Bajar la plancha y dejarla por unos 3 segundos de esa manera.
  7. Luego sacar y dejar que enfríe.


Esto era de utilidad para asegurar que los bordes quedarán bien estampados y evitar el problema posterior que se genera.


Lo otro a tener en cuenta es el lavado que se le hace a esa ropa. Hay detergentes y modos de lavados que hacen que el estampado tenga menor vida útil. Se sugiere no lavar en los modos rápidos, agresivos o similares (dependiendo de la lavadora).