Aquí indicamos algunos casos de ejemplo en que casos no debe hacer reserva de productos. 


  1. Cuándo usted necesite el producto para una fecha determinada. 
  2. Cuándo usted requiera que le aseguremos una fecha exacta de entrega. 
  3. Cuándo no sienta la confianza suficiente para realizar la reserva. 

En estos casos solo recomendamos esperar a las llegadas habituales del producto o buscar el producto en el mercado local, la reserva tiene como objeto final ayudar al cliente y no generarle un problema.  

Una importación de mercaderías tiene **unos 10 puntos donde la carga podría atrasarse y/o perderse**, a modo de ejemplos: 

  1. El paso por el Cuadrilátero de las Bermudaz (bautizado así por algunos diarios de Santiago que en varios reportajes muestran camiones que se pierden con carga entre San Antonio y Santiago, Valparaíso y Santiago). 
  2. Retrasos por el clima en rutas de navegación naviera. 
  3. Exceso de pedidos al fabricante y el fabricante no despacha. 
  4. Retrasos aduaneros en la Aduana de Salida o la Aduana de Ingreso en Chile. 
  5. Retrasos por paros o sobre carga portuaria, en el puerto de salida o en puerto de ingreso a Chile. 

Si bien estos motivos ocurren de modo poco habitual, no es extraño que existan retrasos por parte de unos u otros.

Nuestros colaboradores de venta tienen esta información siempre disponible y es parte de su conocimiento, si alguno de ellos le asegura una llegada esta incurriendo en un gran error. 
Nuestros tiempos de importación promedio van entre los 60 a 90 días - bajo esa estadística basamos los tiempos de entrega, pero no podemos asegurarlos.

** Cabe destacar que si la carga se pierde las personas que tienen reservas ejecutadas no pierden su dinero ni nada similar, solo genera un enorme retraso, en el momento cuál podrían generar la devolución, solicitar otro producto o continuar la espera** 

** Si una carga se pierde, internamente TIMG activa la aplicación del seguro y se reinicia el pedido de modo inmediato**.