Todas las impresoras vienen con algún nivel de calibración en el uso y aplicación del color y esto lo reconocemos por ejemplo

en las impresoras de escritorio, en los diferentes selectores de papel que tienen y las calidades de impresión

en los Plotter de impresión, nivel de pasadas y si tienen formas de impresión o tipos de papeles. 


Normalmente en las máquinas que existe una amplio trabajo sobre el color, sus valores son más costosos, pensando en que tienen un arduo trabajo en la calibración de múltiples materiales con sus tintas, no así otras máquinas con menos niveles de calibraciones que hacen que el operador deba ser más experto para lograr configurar el color deseado. 


Como recomendación general de la impresión y el uso de los ICC, es importante en el trabajo de gráfica enviar a imprimir desde un programa en el cuál yo pueda seleccionar el perfil de color con el cuál se desea imprimir, ya sea el RGB o el CYMK, entendiendo que los ambientes pueden ser desarrollados por diferentes fabricantes, actualmente el RGB más popular es el de Adobe creado en 1998, ya que este representa mejor en pantalla lo que obtiene la impresión de CYMK que típicamente usan las impresoras. 


Debido a que en programas de procesadores de texto y otros no especializados en color, no es para nada recomendado utilizar impresoras de Sublimación o Plotter de Impresión con estos, solo quienes no estén interesados en el color deberían usarlos.